Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 3:04 PM UTC, Oct 5, 2022

Evolución de la situación en Ucrania

Descargar

PDF Word

Roma, 25 de marzo de 2022
Solemnidad de la Anunciación del Señor

Prot. N. 00237/22

A todos los hermanos,
en sus respectivas sedes

Asunto: evolución de la situación en Ucrania

Queridos hermanos todos:

En el mundo no son pocos los escenarios de guerra y las situaciones difíciles que muchos de nuestros hermanos están llamados a afrontar. Sin embargo, estoy seguro que en estos días cada uno de vosotros está siguiendo con especial atención los tristes acontecimientos de Ucrania. Por eso creo que es importante compartir al menos alguna información sobre los frailes involucrados más directamente, su condición de vida, el trabajo que muchos están haciendo a favor de los que imprevistamente se encuentran en gran necesidad.

Puede ayudarnos mucho la información que proviene del Ministro Provincial de Cracovia y que reproduzco a continuación en amplios extractos.

La guerra en Ucrania - situación actual
21/03/2022

Ucrania

“En Ucrania tenemos 36 frailes, que viven en 7 comunidades. La Custodia de Ucrania pertenece a la Provincia de Cracovia (Polonia), la mitad de los frailes son ucranianos y la mitad polacos. Por ahora y gracias a Dios, todos nuestros hermanos en Ucrania están vivos y no han sufrido ningún daño físico ni material. Esto se debe a que las principales operaciones militares tienen lugar… donde no tenemos nuestra presencia, excepto la de Kiev. Este lugar, como se sabe, es siempre un objetivo de la ofensiva rusa. Nuestro convento, sin embargo, se encuentra en la orilla oriental del Dniéper, mientras que el ataque afecta principalmente a la orilla occidental. Igualmente los hermanos junto con el pueblo viven toda la tragedia de la guerra: mucha gente encuentra refugio en conventos e iglesias, especialmente durante los bombardeos…; en todos los conventos se acogen refugiados que huyen en gran número hacia la frontera con Polonia (muchos paran uno o dos días en el convento y continúan hacia el oeste), tantos de ellos la cruzan y son acogidos en Polonia (actualmente hay más de 2 millones) mientras otros prefieren permanecer en territorio ucraniano y se detienen donde la situación es más segura: cerca de la frontera y en la parte transcarpática de Ucrania. Allí tenemos dos de nuestras presencias: en Lviv y Uzhgorod. Nuestros hermanos traen el consuelo de la fe y de la ayuda humana a las personas que buscan refugio en nuestras instalaciones: distribuyen alimentos, celebran los sacramentos, organizan las oraciones y la vida cotidiana de los refugiados en nuestros conventos. Algunos son capellanes del ejército, otros se encargan de llevar alimentos con camiones en las partes de Ucrania donde no queda nada para comer. Hay contacto telefónico diario con los hermanos. La situación es brevemente descrita por fr. Blazej, Custodio, que está en Kiev y todos los días comparte un mensaje con los frailes de la Provincia.

Rusia

En Rusia hay cinco hermanos en dos comunidades: en Voronezh y en Bielgorod. Todos están bien, aunque también les llega el eco de la guerra: el aeropuerto militar se encuentra en Bielgorod; las fronteras con Ucrania y la Unión Europea están cerradas, - ( ¡podemos imaginar qué atención se necesita!) - la vida se ha vuelto más cara. Gracias a Dios siempre hay contacto telefónico con ellos.

Polonia

Aunque no tienen contacto directo con la guerra, los hermanos se empeñan en afrontar sus efectos: la acogida de refugiados (por ahora hay unas 70 personas en nuestros conventos, y más de 300 han pasado por ellos con una breve parada); una veintena de frailes están comprometidos como voluntarios en la frontera con Ucrania para organizar la primera acogida de refugiados; algunos trabajan en estaciones de ferrocarril que se han convertido en puntos de recepción; los frailes se empeñan personalmente a llevar alimentos y ayuda humanitaria viajando en automóvil desde Polonia a Ucrania; en casas de retiro se reciben niños de orfanatos. Hay un intento de organizar el transporte humanitario (alimentos, medicinas, productos químicos de limpieza) hacia Ucrania, especialmente a los frailes de Lviv y Uzhgorod.

Economía

Desde el comienzo de la guerra, muchas provincias de la Orden, fraternidades, instituciones estatales y personas individuales han enviado ofrendas monetarias a la cuenta de la Custodia de Ucrania. Los ingresos actuales (18/03/2022) son los siguientes: 201.582 PLN; 104.317 euros; 10.000 dólares estadounidenses. ¡Gracias a Dios y a los benefactores!

Por ahora, estamos tratando de utilizar los productos que llegan a través de los corredores humanitarios organizados por Cáritas (alimentos, medicamentos, productos químicos). El dinero se usa para emergencias (hasta el momento uno de los conventos de Ucrania, para medicamentos especializados: 8.000 PLN) y queda para usarse después de la guerra para ayudar a las personas a volver a la vida normal".

Incluso en las cuentas indicadas por la Curia General, hasta el momento se han recibido cerca de 100.000,00 euros. Gracias a todos, con especial mención a los diversos laicos que han querido contribuir con sus pequeñas o grandes donaciones. Por ahora hemos invertido algo más de 40.000,00 €, adelantados por la provincia de Varsovia, para apoyar a los frailes de la Custodia de Bielorrusia, que también se encuentran en una situación difícil, por las dificultades para acceder a los bancos y por la fuerte devaluación. Si la frontera entre Bielorrusia y Polonia permanece abierta, será posible tener un corredor de ayuda y comunicación más accesible. En cuanto a la acogida de refugiados, hay una recepción constante de nuestros conventos ubicados en los otros estados fronterizos con Ucrania, y también se están estudiando las condiciones para ayudar a los refugiados en toda Europa. No puedo más que apoyar todos los esfuerzos que se están haciendo.

Creo que no está de sobra mencionar aquí nuestro reconocimiento a las Provincias que nos han permitido, en este período, ayudar significativamente también a nuestros hermanos del Líbano, que están viviendo una situación muy difícil a nivel económico, pero que no dejan de asistir en lo que pueden en tantas situaciones de pobreza. Nuestro aplauso para ellos por el testimonio que ofrecen y por mantener la única presencia que queda en tierra de Siria.

Hoy, Solemnidad de la Anunciación, el Papa consagra nuevamente a Rusia, a Ucrania y al mundo entero al Inmaculado Corazón de María con un acto solemne que nos involucra a todos. Participando, también nosotros pedimos la poderosa protección de la Madre de Dios. De ella invocamos fuerza, sostén y custodia para nuestros hermanos. Que la Madre de Dios sea de gran ayuda en su generosidad, consuelo para todos los que sufren y misericordia para los difuntos.

Hermanos, puedo deciros con fuerza: ¡continuad sirviendo sin miedo, incluso a riesgo de vuestra salud y de vuestra vida! ¡Es un gran regalo que nos estáis dando a todos! Gracias de la Orden entera.

Fr. Roberto Genuin    
Ministro General OFMCap

Modificado por última vez el Miércoles, 30 Marzo 2022 21:37