Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 4:36 PM CEST, Apr 1, 2020

“¡Fantásticos estos capuchinos!”

Loreto. El 25 de marzo pasado, la liturgia celebraba la Solemnidad de la Asunción, recordando el anuncio del Ángel Gabriel a María, en cuyo seno el Verbo de Dios asumía la naturaleza humana, dando inicio al misterio de la Redención. En tal ocasión el Papa Francisco fue como peregrino a Loreto, definido por él como “lugar privilegiado para contemplar el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios”. Y agregaba: “Aquí, de hecho, se custodian las paredes que, según la tradición, provienen de Nazaret, donde la Virgen Santa pronunció su «sí», transformándose en la madre de Jesús. Desde que la que es llamada la «casa de María» se transformó en presencia venerada y amada sobre esta colina, la Madre de Dios no cesa de obtener beneficios espirituales en aquellos que, con fe y devoción, vienen aquí a permanecer en oración”.

La visita del Santo Padre en Loreto estuvo salpicada por muchos momentos muy bellos y conmovedores como el encuentro con los peregrinos, con los enfermos y con las madres de los recién nacidos, pero sobre todo con la firma de la Exhortación postsinodal “Christus vivit” a los jóvenes, que será publicada el próximo 2 de abril. En el hermoso discurso pronunciado en la plaza, delante de los diez mil peregrinos, el Papa no dejó de dirigir su palabra de modo especial a los Capuchinos, que desde hace tantos años custodian el Santuario de la Santa Casa. Dijo: “un pensamiento especial a los Padres Capuchinos, a los cuales es confiada la custodia de este insigne Santuario tan querido por el pueblo italiano. ¡Son fantásticos estos Capuchinos! Siempre en el confesionario, ¡siempre! hasta tal punto que tu entras en el santuario y siempre hay al menos uno allí, o dos o tres o cuatro, pero siempre, tanto en el día como al fin de la jornada, y este es un trabajo difícil. Son fantásticos y les agradezco especialmente por este precioso ministerio de la confesión, continuado durante toda la jornada. ¡Gracias!”. Luego el Papa expresó también un pedido: “Pido cálidamente a los Frailes Capuchinos un servicio más: el servicio de extender el horario en que está abierta la Basílica y la Santa Casa durante el atardecer e incluso al inicio de la noche cuando hay grupos de jóvenes que vienen a orar y a discernir su vocación”.

El Papa también precisó la identidad del Santuario, visto como la “casa de los jóvenes” (lugar de discernimiento vocacional en los tres momentos de escucha, discernimiento, decisión), la “casa de la familia”, y la “casa de los enfermos”. A todos les confió una misión: “llevar el Evangelio de la paz y de la vida a nuestros contemporáneos, muchas veces distraídos, presos de los interés terrenos o inmersos en un clima de aridez espiritual”.

Antes de concluir, recordamos que desde el 25 de marzo de 2015 la Fraternidad de los Hermanos Menores Capuchinos del Santuario de Loreto, precedentemente confiado a la Provincia de la Marcas, ahora está confiado al cuidado directo del Ministro General. La decisión fue ratificada por un “Decreto”, firmado ese día por el Delegado Pontificio para la Santa Casa, Mons. Giovanni Tonucci, y por quien era en ese momento Ministro General de los Capuchinos, fr. Mauro Jöhri. Por esta razón, en ocasión de la visita del Papa Francisco, estuvo presente, junto a la numerosa fraternidad de los Capuchinos, el actual Ministro General, hno. Roberto Genuin.

Fotos – Youtube www.vaticannews.va

Modificado por última vez el Martes, 30 Abril 2019 11:14