Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 7:05 AM CEST, Jun 2, 2020

Ejercicios espirituales de la Curia General de los Capuchinos

Asís. Es una cita anual la de los Ejercicios espirituales de los integrantes de la Curia General de los Capuchinos de Roma. Este año se eligió Asís para los ejercicios, y claramente no pudo ser una mejor opción, porque aquí se desarrolló la vida del Pobrecillo y aquí todo habla de él y a él todo se refiere: es el marco ideal para la escucha y la oración de todo franciscano.

Aquí, en Asís, en la Domus Laetitiae, que es un Centro de Espiritualidad pertenecientes a los Hermanos Capuchinos de Umbría y que recientemente fue renovado profundamente, se alojó el grupo de los 25 hermanos de la Curia comprometidos a realizar los Ejercicios Espirituales del 17 al 22 de marzo de este año. Para animar el retiro fue llamado fr. Gaetano La Speme, de 44 años, Ministro Provincial de la Provincia de Siracusa y experto en Teología Bíblica. Con profundada y competencia, además de su estilo elegante y su voz clara y suave, el predicador desarrolló excelentemente su cometido. Sus meditaciones cotidianas siguieron la enseñanza del Evangelio: fue deshojando permanentemente las páginas de la Escritura, haciendo siempre una lectura sabia, original y constantemente actualizada.

El hilo conductor de los encuentros fue el estilo de Jesús: escuchar su Palabra y en particular algunos pasajes de los Evangelios.

Caminando con Jesús sobre los caminos del hombre; Jesús y el otro: el otro encontrado por él de manera quizás esporádica, el otro que encontró varias veces y el otro que se transformó en hermano en lo cotidiano; la oración: la oración de Jesús, la oración de Francisco, nuestra oración; el encuentro de Jesús con los que sufren: la enfermedad pertenece a la experiencia de todo hombre, a nosotros, a los hermanos, a nuestras personas queridas, a los amigos; Jesús y su relación con los pobres: que dijo de los pobres y cómo se relacionó con los pobres; Jesús y el conflicto: varios personajes en conflicto, también en los Evangelios (por ejemplo Marta y María) y las causas del conflicto (en primer lugar la envidia); La experiencia de Francisco en la relectura de algunos de sus textos.

Son suficientes los títulos de las reflexiones para comprender la belleza de estos ejercicios espirituales, que serán recordados por mucho tiempo por los participantes.

A embellecer todavía más las charlas del Conferenciante, fue la oportunidad de visitar los lugres más significativos, caros a Francisco: el Eremitorio de las Cárceles, Rivotorto, Santa María de los Ángeles, San Damián, las basílicas de San Francisco, Santa María Mayor, etc. Cada lugar con sus recuerdos y la riqueza de sus tesoros espirituales hicieron contrapunto a las meditaciones cotidianas. La estadía en la Domus Laetitiae fue realmente un tiempo de alegría y paz, un lugar del cual instintivamente se es llamado, por la belleza encantadora del paisaje que desde allí se puede admirar, a alabar al Señor con San Francisco (“¡Alabado seas, mi Señor!”). Además, el personal de la casa con su exquisita amabilidad ha hecho que todos se sientan cómodos: por todo esto, el agradecimiento sincero de los participantes, que quieren enviarles un abrazo fraterno.

Modificado por última vez el Martes, 07 Mayo 2019 10:17