Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 12:10 AM CET, Dec 5, 2020

Dos nuevos Cardenales Capuchinos

Trece nuevos cardenales para la Iglesia, nueve de ellos con menos de ochenta años y por lo tanto con derecho a participar de un futuro cónclave, a los que se le agregan cuatro de más de ochenta años. El anuncio, como siempre de modo sorpresivo, el Papa Francisco lo hizo al finalizar el Ángelus del domingo 25 de octubre, comunicando a los fieles que estaban en la Plaza San Pedro y a los que seguían la transmisión en todo el mundo la creación de los nuevos purpurados.

Dos de los nuevos cardenales pertenecen a la Curia Romana: son el Secretario del Sínodo de los Obispos, el maltés Mario Grech, y el italiano Marcello Semeraro, quien fuera obispo de Albano y nuevo Prefecto de la Congregación para las casas de los santos. A ellos el Papa unió seis pastores de Iglesias en el mundo: el arzobispo de Kigali, en Ruanda, Anoine Kambanda; el arzobispo de Washington, en los Estados Unidos, Wilton Gregory; el arzobispo de Capis, en las Filipinas, José Fuente Advincula; el Arzobispo de Santiago de Chile, el capuchino Celestino Aós Braco; el vicario apostólico de Brunei, Cornelius Sim; el arzobispo de Siena, Italia, Augusto Paolo Lojudice. Con ellos el Papa también nombró al Custodio de Sacro Convento de Asís, el franciscano fr. Mauro Gambetti.

A los nueve purpurados con menos de ochenta años, el Papa Francisco unió cuatro nuevos cardenales de más de ochenta años. Son Felipe Arizmendi Esquivel, arzobispo emérito de San Cristóbal de las Casas (México); el nuncio apostólico Silvano Tomasi, escalabriniano, que fue observador permanente ante las Naciones Unidas en Ginebra y colabora con el Dicasterio para el desarrollo humano integral; fr. Raniero Cantalamessa, capuchino, predicador de la Casa Pontificia y el párroco del Divino Amor en Castel de Leva, don Enrico Feroci.

Los cardenales visten el color púrpura que quiere indicar la disponibilidad al sacrificio “usque ad sanguinis effusionem”, hasta el derramamiento de la sangre, al servicio del Sucesor de Pedro, y también, si residen en las regiones más remotas del mundo, son titulares de una parroquia de la Ciudad Eterna porque están incardinados a la Iglesia donde el Papa es Obispo.

S.E. Mons. Celestino Aós Braco, OFM Cap. – Arzobispo de Santiago de Chile

Celestino Aos Nació en Artaiz, Arquidiócesis de Pamplona (España), el 6 de abril de 1945. Completó los estudios filosóficos en Zaragoza y los teológicos en Pamplona.

Obtuvo la Licenciatura en Psicología en la Universidad de Barcelona (España).

Emitió la profesión religiosa como franciscano capuchino el 15 de agosto de 1964 en Sangüesa y la profesión perpetua el 16 de septiembre de 1967 en Pamplona. Fue ordenado sacerdote en Pamplona el 30 de marzo de 1968.

Como sacerdote desempeñó posteriormente los siguientes cargos: en España fue profesor en Lecaroz - Navarra, Vicario en Tudela, Profesor en Pamplona y Vicario en Zaragoza. Enviado a Chile en 1983 fue Vicario Parroquial de Longavi, Superior de la Comunidad de Los Ángeles, párroco de "San Miguel" en Viña del Mar, Superior de la Comunidad de Recreo, vicario episcopal para la vida consagrada de la diócesis de Valparaíso y, desde 2008, vicario parroquial de San "Francisco de Asís" en Los Ángeles, diócesis de Santa María de Los Ángeles.

S.E. Mons. Aós Braco fue también Ecónomo Provincial de los Capuchinos en Chile, Promotor de Justicia del Tribunal Eclesiástico de Valparaíso, Juez del Tribunal de la archidiócesis de Concepción y Tesorero de la Asociación Chilena de Derecho Canónico.

Nombrado obispo de Copiapó el 25 de julio de 2014, recibió la ordenación episcopal el 18 de octubre siguiente. El 23 de marzo de 2019 fue nombrado Administrador Apostólico "sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis" de la archidiócesis de Santiago de Chile.

El 27 de diciembre de 2019 el Santo Padre Francisco lo nombró arzobispo de Santiago de Chile.

R.P. Raniero Cantalamessa, OFMCap – Predicatore della Casa Pontificia

Raniero Cantalamessa Nació en Colli del Tronto (AP) el 22 de julio de 1934. Ordenado sacerdote en 1958, se graduó en Teología en Friburgo, Suiza, y en Literatura Clásica en la Universidad Católica de Milán. Ex profesor titular de Historia de los Orígenes Cristianos y Director del Departamento de Ciencias Religiosas de la Universidad del Sagrado Corazón de Milán, fue miembro de la Comisión Teológica Internacional de 1975 a 1981 y, durante doce años, miembro de la Delegación Católica para el Diálogo con las Iglesias Pentecostales. En 1979 dejó la enseñanza para dedicarse a tiempo completo al ministerio de la Palabra. Fue nombrado por Juan Pablo II Predicador de la Casa Pontificia en 1980; confirmado por Benedicto XVI en 2005 y el 18 de julio de 2013 fue confirmado por el Papa Francisco en ese cargo. En esta función, cada semana, en Adviento y Cuaresma, guía una meditación en presencia del Papa, cardenales, obispos, prelados y superiores generales de órdenes religiosas. Es llamado a hablar en muchos países del mundo, a menudo también por hermanos de otras denominaciones cristianas. Recibió un título honorífico en Derecho de la Universidad de Notre Dame en South Bend (Indiana), en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Macerata y en Teología de la Universidad Franciscana de Steubenville (Ohio).

Además de los libros científicos escritos como historiador de los Orígenes Cristianos, sobre la Cristología de los Padres, la Pascua en la Iglesia Antigua y otros temas, ha publicado numerosos libros sobre espiritualidad, fruto de su predicación en la Casa Pontificia, traducidos a una veintena de idiomas.

Vídeo: El anuncio del Papa Francisco: 13 nuevos cardenales para la Iglesia

Fuente:

Modificado por última vez el Martes, 27 Octubre 2020 15:44